BIC

IMG_1492 copia

El Consejo de Gobierno del Cabildo de El Hierro, reunido hoy lunes, 21 de mayo, en sesión ordinaria, ha aprobado remitir propuesta al Gobierno de Canarias para la declaración del silbo herreño como Bien de Interés Cultural en categoría de Conocimiento y Manifestación de la Cultura Popular de ámbito insular en Peligro de Extinción.
La Institución da así este paso después de intenso trabajo administrativo entorno a este expediente incoado a raíz el pasado mes de octubre tras su aprobación por la Comisión Insular de Patrimonio Histórico.
Diversos informes técnicos de distintas áreas del conocimiento avalan esta propuesta dirigida hoy formalmente al Ejecutivo autonómico para su estudio y posterior declaración de este nuevo BIC herreño.
En la isla de La Gomera es donde mejor pervive y se enseña en la escuela el lenguaje silbado, logrando en 2009 que el silbo gomero fuera declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.
En el caso de El Hierro, lo conservó con vigor hasta los años Sesenta del siglo XX, siendo escaso su uso posteriormente. Existe buena documentación gráfica y etnográfica de su utilización y su recuperación, según estos expertos, sencilla, pero urgente.
Un lenguaje silbado herreño que, tal y como sucede con el de La Gomera, Tenerife y Gran Canaria, procede de los aborígenes canarios (el leguaje silbado fue y es usado en las regiones montañosas del Atlas) y que, en el caso de El Hierro, ya menciona René Verneau en 1880 en sus “Cinco años de estancia en las islas Canarias” y el francés Joseph Lajard, quien en 1891, habla del lenguaje silbado de La Gomera y El Hierro en su artículo “Le langage sifflé des Canaries”, en el boletín de la Sociedad Antropológica de París.
El lenguaje silbado comenzó a caer en desuso en El Hierro hace más de 45 años, alrededor de 1965. Desde entonces, siguió perviviendo de forma residual, según un trabajo de investigación realizado por David Diaz, reflejado en su libro editado por el Cabildo herreño y que contiene una memoria digital con una muestra del mismo.
Un lenguaje con un sistema fonológico propio, doblemente articulado y con un sistema tonal, ya que el significado de lo silbado varía en función de la altura o tono del sonido emitido. Todo un lenguaje que se define como una técnica de comunicación a larga distancia con funciones prácticas (se puede entender hasta en distancias de 1 a 2 kilómetros) y, por lo tanto, y al igual que ocurre en La Gomera, usado sobre todo por pastores, agricultores, cazadores… personas que se ven frecuentemente aisladas, distanciadas entre sí y en terrenos agrestes.
Según este investigador, el silbo imita el habla. Por esta razón, en el silbo herreño pueden percibirse los matices de la modalidad dialectal del habla herreña, con su “deje” (entonación), el léxico y sus otras características, algo que permite diferenciar a un silbador herreño del de otra isla. Muchos herreños, todos nacidos antes de 1950, aprendieron el lenguaje silbado y lo hicieron desde pequeños. Era necesario para facilitar las labores del campo, tanto en el pastoreo como en la agricultura. Las nuevas generaciones tienen ahora el reto de recuperarlo para incrementar el rico acervo cultural de la isla de El Hierro y de toda Canarias.

Leer más

Los carneros gelmert finol

La presidenta del Cabildo de El Hierro, Belén Allende, felicitaba ayer lunes, 6 de febrero, a través de las redes sociales a todos los vecinos de Frontera y a los herreños en general por la consecución de la declaración de Bien de Interés Cultural con categoría de conocimiento y actividad tradicional de ámbito local por el Gobierno de Canarias a los “Carneros de Tidaday”, una de las manifestaciones más genuinas y ancestrales del carnaval canario.

“Felicidades a todo el pueblo de Frontera, a todos aquellos que cada año por carnaval disfrutan de nuestros carneros y, especialmente, a todos aquellos que han logrado recuperar y preservar este legado cultural”, manifestó la presidenta herreña en su cuenta en Facebook y la del propio Cabildo.

El Gobierno de Canarias aprobaba, tal y como se anunció ayer, el expediente conformado e instruido por las áreas de Ordenación del Territorio y Patrimonio Histórico del Cabildo de El Hierro tras analizar toda la información presentada y cuyo origen parte de una iniciativa del Ayuntamiento de La Frontera. Así, el 6 de junio de 2016 el Consejo de Gobierno Insular acordaba incoar y tramitarlo para su declaración como BIC.

El 15 de junio de ese año se publicaba en el BOC ese acuerdo del Consejo de Gobierno insular junto a todos los antecedentes que hacen merecedores de esta distinción a los carneros, entre ellos, informes favorables tanto del Cabildo de El Hierro y el Ayuntamiento de La Frontera como de Museos de Tenerife y del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

El 24 de noviembre de ese año se dio trámite de audiencia al Ayuntamiento de La Frontera y el 1 de diciembre se expuso para información pública, pasos decisivos para que, finalmente, se ha haya producido la esperada resolución.

La Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias, establece que se declararán bienes de interés cultural del patrimonio histórico canario aquellos que ostenten notorios valores históricos, arquitectónicos, artísticos, arqueológicos, etnográficos o paleontológicos o que constituyan testimonios singulares de la cultura canaria, conllevando tal declaración el establecimiento de un régimen singular de protección y tutela.

ORIGEN GANADERO

Según se recoge en este expediente, tal vez es El Hierro, de todas las islas, la que más se identifique con unos orígenes ganaderos. El inmenso corpus documental, la arqueología y las referencias orales revelan la coexistencia histórica entre los herreños y la cría de animales que garantizaron su supervivencia. Son por ello, más que evidentes, los vínculos entre la actividad ganadera y la reproducción de un modelo pastoril que queda netamente reflejado en gran parte de las actuaciones identitarias de la sociedad herreña. Así, por citar uno de los ejemplos más relevantes, la distribución de la comitiva de los bailarines de la Virgen reproduce miméticamente el esquema de una manada de ganado: los guíos, la cola, el pastor…

“No resulta extraño, entonces, que nuestra sociedad tratase de imitar modelos próximos y encontrase en los líderes de la manada, los carneros, el rol a imitar en diversiones profanas como los carnavales”, recoge. Así pues, la abundancia de la materia prima, zaleas obtenidas de las reses sacrificadas para el sustento, y los cuernos, símbolo de fertilidad profana en una gran cantidad de culturas, pusieron en manos de los más atrevidos el disfraz más perfecto,  original y sencillo.

A un vecino con nombre propio, Benito Padrón, se le puede considerar como el rescatador de Los Carneros junto al empeño y dedicación de miembros de Tejeguate, entroncado con la juventud de La Frontera. Lo que ha provocado que cada año Los Carneros sigan siendo el ejemplo más emblemático y representativo de los que se celebran durante el carnaval de El Hierro y uno de los más antiguos o con mayor carga tradicional en Canarias, lo que se evidenciará de nuevo el domingo 11 y el martes 13 de febrero próximos en las calles de Tigaday con este carnaval 2018.

EL REBAÑO

Una nueva oportunidad para disfrutar con este ya numeroso grupo de vecinos de Frontera, por regla general jóvenes del pueblo, que correrán por las calles enfundados en una vestimenta realizada, al completo, con pieles o zaleas de carneros u ovejas. El “rebaño”, de aspecto grotesco, correteará persiguiendo a cuantos se encuentra en el trayecto. A su aspecto debemos sumarle el hecho del sonido estruendoso que provocan los cascabeles que llevan atados a la cintura. Los Carneros persiguen a la muchedumbre, que huye aterrada. Embisten, empujan, agarran, derriban y topan con sus cuernos, sin hacer daño premeditado a nadie. Ahora bien, aquel o aquella que es embestido por el rebaño, queda impregnado del olor nauseabundo que desprenden las pieles curtidas, además de manchados del tizne o betún que recubre el cuerpo de Los Carneros.

Por último, el expediente recoge una minuciosa descripción de su indumentaria, en la que destacan las zaleas, la hombrera, majos, botas y juirmas, la cabeza y cornamenta, el tizno, los cascabeles o cencerros, así como la vestimenta del pastor que les acompaña lo que, sin duda, va a favorecer su conservación para las generaciones futuras.

 

 

 

Leer más

vista-aerea-faro-de-orchilla2

La Comisión Insular de Patrimonio Histórico del Cabildo de El Hierro ha dado hoy jueves, 16 de febrero, informe positivo al proyecto de asfaltado de la carretera HI-503 desde el cruce del vertedero insular hasta el muelle de Orchilla, en los términos municipales de La Frontera y El Pinar, sin incluir el desvío hasta el Faro de Orchilla, al entender que su valor patrimonial precisa de un tratamiento diferenciado.

También ha valorado favorablemente la iniciativa presentada por el Ayuntamiento de El Pinar para la incoación de expediente de Bien de Interés Cultural, en categoría “Bien Inmaterial de Ámbito Local”, a la Fiesta de La Cruz.

Este informe de la Comisión de Patrimonio es preceptivo para la continuidad de la tramitación de los expedientes administrativos correspondientes, que seguirán ahora los trámites oportunos.

Respecto al primer proyecto, presentado por el propio Cabildo de El Hierro, estará financiado con los fondos de desarrollo de Canarias, FDCAN. Con el mismo se pretende dotar a la carretera de la seguridad necesaria, al ser el Faro de Orchilla punto de interés turístico  incluido dentro de la Red de atractivos ambientales y culturales contemplados en la propuesta de declaración de la isla como Reserva de Biosfera.

También se contempla la conservación de la propia zona, ya que en la actualidad la rodadura en tierra, el trazado, sinuoso y de pendiente moderada, provocan que en periodos invernales la escorrentía superficial de las aguas de lluvias produzca desperfectos que ocasionan incluso su cierre temporal hasta su posterior reparación.

Por otra parte, el pueblo de El Pinar de El Hierro alberga una de las fiestas tradicionales mejor conservadas de la isla de El Hierro: La Fiesta de la Cruz. Ésta es una fiesta ancestral que se celebra cada 3 de mayo, en la que las jóvenes casaderas del pueblo de El Pinar engalanan las Cruces, una del barrio de Taibique y otra del barrio de Las Casas, con prendas prestadas por los vecinos y ricas telas, para luego sacarlas en procesión acompañadas por los bailarines de la Virgen, autoridades, vecinos y visitantes por diversas calles del municipio.

Aunque la Fiesta de la Cruz (o Invención/Exaltación de la Santa Cruz) también se celebra en otros rincones de Canarias, España y el resto del mundo, la Fiesta de la Cruz de El Pinar de El Hierro guarda ciertas peculiaridades que la hacen única y especial.

Leer más